¿WhatsApp realmente cifra todos nuestros datos?

WhatsApp

El pasado 5 de abril la compañía de mensajería instantánea WhatsApp anunció que, con la última actualización de la aplicación, ha terminado de implementar un sistema de cifrado de extremo a extremo para que nadie, ni siquiera los empleados de la empresa, puedan tener acceso a nuestras conversaciones, archivos, notas de voz y conversaciones grupales. Únicamente el emisor y receptor o receptores pueden acceder al contenido compartido, que podría incluir datos de carácter personal.

¿Realmente cifran todos nuestros datos personales?

No. Es comprensible que una empresa quiera ganar usuarios y superar a su competencia y por este motivo, cuando mejoran algún servicio, lo venden como algo increíblemente genial. Pero no es oro todo lo que reluce: en este caso los números de teléfono que intervienen en la recepción de mensajes (para poder instalar la app aceptamos que WhatsApp tenga acceso a nuestra lista de contactos), la fecha, hora de emisión y recepción de mensajes y el estado de los perfiles NO se cifran.

¿Cómo funciona el cifrado?

Con la última versión de WhatsApp se activa automáticamente el cifrado extremo a extremo de nuestro contenido compartido. Los usuarios no tienen que hacer nada para activarlo.

El “cifrado extremo a extremo” o “cifrado punto a punto” significa que sólo cada dispositivo tiene sus propias claves para descifrar su contenido compartido (por este motivo ni la propia compañía puede descifrar nuestro contenido compartido).

Cada mensaje, llamada, nota de voz o contenido enviado tendrá una clave única. Esto se traduce en que si hay vulnerabilidades de seguridad y alguien intercepta las comunicaciones privadas, le será prácticamente imposible descifrar el contenido sustraído.

¿Cómo sabemos si se están cifrando nuestros datos?

La primera vez que abrimos una conversación individual o grupal cifrada nos aparece el siguiente mensaje: “Las llamadas y mensajes enviados a este chat ahora están seguros con cifrado de extremo a extremo. Pulsa para más información.”.

Para verificar que la conversación realmente se está cifrando debemos acceder a la información del contacto o del grupo y en encriptación aparece un candado a la derecha; si dicho candado es de color gris y está abierto, el contenido compartido no se está cifrando, pero si es azul y está cerrado, se está cifrando.

Si clicamos en el candado (dentro de información) nos aparecerá un código QR y de 60 dígitos (sólo en las conversaciones con el contenido cifrado). Dicho código sirve para que nuestros contactos, o nosotros escaneando el código de nuestros contactos, podamos verificar si la conversación efectivamente se está cifrando.

Al parecer WhatsApp ha incrementado la seguridad en el contenido de las conversaciones y en los archivos compartidos, pero siguen siendo vulnerables nuestro número de teléfono y el de nuestros contactos implicados en las conversaciones.

Foto de downloadsource.fr.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

PROFESIONALES EN PROTECCIÓN DE DATOS