LOS CIBERCRÍMENES RELACIONADOS CON EL COVID-19

En los últimos días se han visto incrementados los cibercrímenes de forma considerable aprovechando la situación que se está viviendo a causa de la pandemia del Coronavirus (COVID-19).

Dada la acelerada propagación del virus COVID-19, se han puesto en marcha nuevas medidas para frenar su expansión y sus posibles contagios. Entre ellas, muchas empresas se han visto obligadas a que los empleados realicen teletrabajo. Sin embargo, para muchas de estas empresas, el trabajo remoto no es una práctica habitual y un porcentaje muy elevado de empresas españolas no cuentan con las medidas de seguridad informática necesarias y los ciberdelincuentes aprovechan este hecho para atacar la información.

Para realizar el teletrabajo de forma segura, y tanto la información personal como los datos de las empresas u organizaciones estén protegidas, los facilitamos una serie de consejos que los pueden ayudar: “Consejos para teletrabajar de forma segura”.

Por otro lado, la situación actual es un factor favorable para los ataques de phishing a través de servicios de mensajería instantánea, e-mail y otros medios.

Los ciberdelincuentes tratan de suplantar organizaciones legítimas con información relevante sobre el COVID-19 como el Ministerio de Sanidad, una Consejeria de Sanidad de una Comunidad Autónoma, Fuerzas de la Orden, Organizaciones Internacionales, simulando prestar ayuda y consejos, o incluso fingiendo ser la empresa en la cual trabajas. Lo harán a través de mensajería instantánea como WhatsApp o Telegram y también a través de e-mails. En la mayoría de los casos, piden que la persona remitente del mensaje abra un enlace de internet o algún fichero adjunto, lo cual permitiría a los ciberdelincuentes tomar el control del dispositivo, acceder a la información y datos personales e incluso cifrar estos datos.

Así pues, es muy importante mantenerse informado a través de fuentes oficiales y de confianza, acudiendo directamente a las webs de las instituciones o medios de comunicación, nunca a través de un enlace proporcionado en un mensaje o en un e-mail.

Recomendaciones para prevenir los ataques de los ciberdelincuentes a través de mensajes de correo electrónico:

  • Verifica la dirección de correo electrónico, como también el enlace de la web a la que quieren que accedamos.
  • Fíjate bien en el cuerpo, sospecha de mensajes con faltas de ortografía, errores gramaticales y saludos genéricos sin aportar ningún dato tuyo como “Estimado ciudadano” o “Estimado paciente”.
  • El contenido del correo no tiene que hacer que actúes de manera rápida sin ninguna urgencia justificada, lo cual haría sospechar que no es un mensaje de confianza.

También se han detectado campañas falsas para pedir dinero y donaciones, suplantando la identidad de entidades bancarias.

Si has sido víctima de un cibercrimen, contacta con la Oficina de Seguridad de Internauta del INCIBE para obtener asesoramiento sobre cómo actuar para minimizar los posibles daños.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

PROFESIONALES EN PROTECCIÓN DE DATOS